Cosas que nunca me dije: reflexión

Pasamos gran parte de nuestras vidas rodeados de gente a la que queremos. Y sin embargo, pocas veces les decimos esas cosas que verdaderamente importan. Padres, hermanos, hijos, amigos, parejas…. en ocasiones nos resulta más fácil hablar de las cosas importantes con un desconocido que abrirnos a ellos.

Pero aún hay algo peor, si cabe.

Pasamos toda nuestra vida con nosotros mismos. Y sin embargo, pocas veces somos capaces de decirnos esas cosas que verdaderamente importan. Quizás por miedo o porque resulta más sencillo seguir avanzando en la vida sin escucharnos (lo que no se dice, no existe,…paradojico, no?) procuramos ocultarnos eso que sabemos de nosotros mismos y no nos agrada.

Estos dos últimos días me he dicho un par de cosas que no me había escuchado en los últimos cuarenta años. Me las he dicho y no me han gustado, pero las admito e intentaré reflexionar sobre lo que quiera que signifiquen:

– No soy una persona de fiar.

– He hecho muchas cosas EN mi vida. Pero no he hecho nada CON mi vida.

Anuncios

10 Responses to “Cosas que nunca me dije: reflexión”


  1. 1 barbaria diciembre 9, 2009 en 12:54 am

    Es fácil dejar de oirse en un mundo con tanto ruido. Es fácil dejar de buscar nuestro camino cuando tantos (padres, amigos, jefes, parejas..) nos dicen por dónde hemos de seguir. La soledad ayuda a escucharse a uno mismo, y una vez qué lo sabes viene lo difícil: dejar que nos siga arrastrando la corriente o tomar de nuevo el timón y decidir nuestro propio rumbo.

  2. 2 Kitty diciembre 9, 2009 en 2:28 pm

    Me alegra escuchar eso. Porque? Porque se que vas en la dirección correcta. Las experiencias difíciles muchas veces son seguidas por un período de introspección. La mayoría de las veces no nos hacemos caso a nosotros mismos, pero en las raras ocasiones en que nos sentamos a escuchar aunque no nos guste, las lecciones aprendidas son invaluables y nuestro mapa de navegación corrige el rumbo para avanzar en la dirección en que deberíamos ir. Es difícil aceptar nuestros defectos pero muy fácil exagerar nuestras virtudes. Aun así, recuerda que todo en la vida tiene un sentido de dualidad (noche y día, sol y luna, ying y yang).

    Eschucha en el silencio tu voz interior…ella es tu mejor amiga y consejera, no lo olvides.

  3. 3 erranteyerrado diciembre 9, 2009 en 3:41 pm

    Kitty, Barbaria, de verdad, no sabéis cuanto me anima leer vuestros comentarios. Y ver que coinciden, me confirma que ambas sois de esas personas con las que siempre se puede contar y que vuestros consejos no deben caer en saco roto. Muchas gracias. De corazón. Intentaremos dar el siguiente paso: analizar eso que me he dicho, diagnosticar mi yo y después, hacer lo que sea necesario para mejorar. Besos.

  4. 4 yoko diciembre 10, 2009 en 4:58 am

    vaya, lo que te dices a ti mismo, n o tiene que ser 100% cierto. pero si tu “yo” lo ha pensado es por algo. Mi “yo” a veces me dice cosas así, pero últimamente pienso que cuando sabemos de dónde puede venir nuestro o nuestros problemas, es como la llave para empezar a solucionarlos. Yo también pienso mucho lo de que no he hecho nada con mi vida, pero luego pienso que nunca es tarde… hoy no puedo dormir porque tengo una entrevista de trabajo. es una tonteria, y se que salga bien o mal, todo puede seguir siendo igual, o diferente, me cojan o no en este nuevo trabajo. lo importante es lo que vamos decidiendo hacer, y mas aun, encontrar algo que nos haga felices, aunque ultimamente pienso que se me va la vida en ello, y no hay manera de encontrar nada, pero lo importante valga de nuevo la redundancia, es no rendirse, y pensar que siempre todo lo que venga, va a ser mejor. asi si lo que ha venido es malo, puedes pensar que vendra algo bueno, y si lo que has vivido es bueno, has de pensar, que lo que venga, sera mejor…

  5. 5 erranteyerrado diciembre 10, 2009 en 7:11 am

    Yo estoy ahora en ese análisis, Yoko. Sí, es cierto que siempre me he dicho “lo importante es dedicar tu vida a algo y a alguien que te haga feliz”. Pero… de la teoría a la praxis hay un buen trecho y, la verdad, no consigo aplicarme el cuento. ¿Por qué? eso es lo que pretendo averiguar. Quizás sea la única forma de ponerle remedio. Porque tienes razón: nunca es tarde.

    • 6 Kitty diciembre 10, 2009 en 3:03 pm

      Tu dices que “lo importante es dedicar tu vida a algo y a ALGUIEN que te haga feliz”…yo pienso que hay un problema con pensar de ese modo. Yo una vez dedique mi vida a alguien que al principio me hacia muy felíz. Pero cuando esa persona ya no esta o peor aún, cuando está pero se aprovecha de las circunstancias para sacar partido, nuestra vida puede perder la orientación. Por eso he decidido que es mejor hacer las cosas por uno mismo, porque uno así lo quiere, no por alguien más. Las personas vienen y van, pero tu “yo” interior siempre estará contigo y es ese “yo” el que debe estar felíz, sólo o acompañado. Si tu “yo” no es feliz, nunca podras hacer feliz a otra persona, no importa cuanto lo intentes.

      • 7 barbaria diciembre 11, 2009 en 1:13 am

        Yo pienso un poco a la inversa, me hace felíz dedicar la vida a algo, me hace feliz dedicar mi vida a alguien aunque en ocasiones no sea feliz haciéndolo. Eso sí, me gusta que me reconozcan el mérito. No tiene sentido consagrarse a una causa que no te corresponda el esfuerzo.

  6. 8 erranteyerrado diciembre 11, 2009 en 3:46 pm

    Kitty, Barbaria, como siempre, sabias palabras. Y no hay contradicción, ambas estáis en lo cierto, porque lo que frustra es dedicarse a alguien sin contrapartida. Por eso, es más reconfortante dedicar tu vida a “algo”. Porque como dice Kitty, sólo dependes de tí. Pero…¿hay algo más hermoso que hacer feliz a alguien que te hace feliz?

  7. 9 Kitty diciembre 11, 2009 en 6:49 pm

    No, no hay nada mas hermoso, en eso estamos de acuerdo. Me voy a poner una meta para este nuevo año: no dejar que las experiencias pasadas me cierren las puertas a nuevas oportunidades…gracias!

  8. 10 petaqui diciembre 14, 2009 en 8:45 pm

    No creo que sea cierto eso de que no eres una persona de fiar, ni tampoco lo de que no has hecho nada con tu vida.

    Puedo apostar y jugarme lo que quieras a que AL MENOS has hecho sonreír una vez a alguien, y digo al menos, sabiendo que habrán sido muchísimas veces. Seguro que te han querido y te quieres, eso es porque eres de fiar y porque has hecho algo con tu vida que a la vez hizo feliz a alguien.

    No digas esas cosas porque sabes que no son, yo me lo he dicho muchas veces, pero gracias a esa gente que me quiere y me apoya en los malos momentos he sabido rectificar y darme cuenta de que después de todo no sea tan malo. Muchas veces ayuda….


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El motivo

Su ausencia ha enterrado un blog. Y ha hecho nacer otro. ¿El motivo? muy simple: volver a empezar. Aunque ya nada será lo mismo.

Ausencias del pasado


A %d blogueros les gusta esto: